Turbulencias en el mundo cripto (y no solo por la Fed)

El bitcoin no está en su mejor racha. Este viernes, la mayor criptomoneda del mundo cae más de un 9% desde la publicación de las actas de la última reunión de la Fed, cayendo incluso por debajo de los 42.000 dólares. Pese a que algunos señalan al “oro digital” como activo refugio, tras este anuncio, las criptodivisas también sufrieron pérdidas.

Desde entonces, ethereum baja en torno a un 15% y el Bloomberg Galaxy Crypto Index, alrededor de un 11%. Lejos quedan los 69.000 dólares que alcanzó el bitcoin en el mes de noviembre, tras la autorización de los reguladores de EEUU del primer ETF de futuros de bitcoin (BITO, por su etiqueta). “Es una inversión especulativa y la volatilidad será una constante”, explica a Bloomberg David Donabedian, director de inversiones de CIBC Private Wealth Management.

Se trata de un momento de volatilidad para los mercados. La Reserva Federal de Estados Unidos baraja estudiar un aumento de los tipos de interés antes de lo inicialmente previsto, debido a las presiones inflacionistas. La subida del precio del dinero podría darse tan pronto como marzo, momento en el que el banco central tiene prevista su segunda reunión de este 2022. Las reacciones en Wall Street no tardaron en aparecer: el Nasdaq registró su mayor caída en el día desde febrero de 2021 y el S&P 500 cayó casi un 2%. Este viernes, el Nasdaq prosigue con las pérdidas, aunque en menor medida: apenas se deja más de medio punto porcentual. Mientras, el selectivo estadounidense pierde dos décimas y el industrial Dow Jones, que ayer era el único de los tres que cerraba en rojo, recupera y se anota un ligero avance de dos décimas.

Sin embargo, la adopción de una actitud más agresiva por parte de la Fed no está siendo la única preocupación de los inversores. Kazajistán, el segundo país más importante para la minería de bitcoin, se encuentra sumida en una serie de protestas civiles que se iniciaron contra las subidas del precio del combustible, y a raíz de las cuales el país está experimentando importantes cortes de luz e Internet. Esta falta de acceso a la red ha provocado una ralentización en la potencia de procesamiento de la red bitcoin (lo que se conoce como ‘hash rate’), según comenta Marcus Sotiriou, analista del corredor de activos digitales GlobalBlock, a DowJones.com.

“La tasa de hash no está directamente correlacionada con el precio de Bitcoin, pero da una idea de la seguridad de la red, por lo que una caída puede asustar a los inversores a corto plazo”, zanja el analista.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore