Síndrome de ovario poliquístico: síntomas, causas y efectos en el cuerpo

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección en la cual una mujer produce más andrógenos (hormonas masculinas) de lo normal. Esto provoca que crezcan quistes (sacos llenos de líquido) en los ovarios.

El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno de origen hormonal común entre las mujeres en edad reproductiva. Las mujeres que tienen SOP presentan altos niveles de hormonas masculinas. La alteración en la producción de hormonas hace que los ovarios desarrollen pequeñas cavidades llenas de líquido y puede hacer que los ovarios no liberen óvulos de forma regular.

Las mujeres que padecen síndrome de ovario poliquístico, además, presentan normalmente periodos menstruales alterados, de baja frecuencia, irregulares o prolongados. Se desconoce el origen de esta afección. Es importante un diagnóstico y tratamiento temprano, para ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares que pueden derivarse a largo plazo como consecuencia de esta condición común.

En este artículo exploraremos el síndrome de ovario poliquístico, viendo qué es y cómo interfiere con la ovulación, así como sus causas y principales síntomas, además de explicar cómo afecta el exceso de hormonas a la salud.

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno que afecta a las hormonas y tiene como consecuencia principal la formación de quistes en los ovarios, de ahí el nombre de esta condición común. La formación de quistes en los ovarios puede estar en el origen de los periodos menstruales irregulares que presentan la mayoría de pacientes diagnosticadas con este síndrome. Poliquístico significa que existen muchos sacos pequeños denominados quistes.

Esta condición patológica no es una enfermedad nueva. Los médicos observaron por primera vez los síntomas del síndrome de ovario poliquístico en 1721, cuando un médico italiano llamado Antonio Vallisneri notó que las mujeres que presentaban niveles más altos de hormonas masculinas también tenían niveles más bajos de progesterona y más niveles de andrógenos de lo normal.

Qué es el síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico tiene una alta tasa de prevalencia, aunque está infradiagnosticado. Entre el 2,2 y el 26,7 % de las mujeres en edad reproductiva (entre 15 y 44 años) padecen este problema hormonal. Además, el SOP afecta a muchas personas que no saben que lo tienen; según un estudio, 7 de cada 10 personas afectadas con síndrome de ovario poliquístico no han sido diagnosticadas.

Síntomas

El síndrome de ovario poliquístico es una combinación de síntomas que afectan a los ovarios y a la ovulación. Hay tres características principales del síndrome de ovario poliquístico:

  • Quistes en los ovarios
  • Niveles elevados de hormonas masculinas
  • Periodos irregulares u omitidos

Síndrome de ovario poliquístico y ovulación

El síndrome de ovario poliquístico afecta principalmente a los órganos reproductivos de la mujer, los ovarios. Los ovarios producen principalmente estrógeno, progesterona (las hormonas femeninas) que son las encargadas de regular la menstruación. Además, aunque en menor cantidad, los ovarios también producen andrógenos, que son hormonas típicamente masculinas.

Los ovarios liberan óvulos, que son fertilizados por los espermatozoides masculinos. Si todo funciona normalmente, cada mes, se libera un óvulo. La ovulación está controlada por la hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona luteinizante (LH), que se producen en la glándula pituitaria. La LH hace que se libere un óvulo, después de que la FSH haya producido un folículo (saco que contiene un óvulo) en el ovario.

El síndrome de ovario poliquístico hace que crezcan muchos sacos pequeños llenos de líquido dentro de los ovarios (en realidad, folículos que contienen óvulos sin desarrollar). Esto ocurre junto con niveles elevados de hormonas masculinas, y ciclos menstruales irregulares o nulos. Los óvulos nunca se desarrollan lo suficiente como para provocar la ovulación, y debido a esto, la ovulación no se desencadena. Esto afecta los niveles de LH, FSH, progesterona y estrógeno.

Los ciclos menstruales se ven interrumpidos por las hormonas masculinas elevadas, y las mujeres que tienen SOP experimentan menos ciclos menstruales de lo normal.

Causas del síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico es una afección en la que los ovarios de una mujer producen hormonas y óvulos de manera deficiente debido a niveles elevados de hormonas masculinas. Se desconocen las causas exactas del SOP, pero se ha relacionado el origen del síndrome con la inflamación, la resistencia a la insulina y los genes relacionados con la producción de andrógenos

1. Genética

Algunos genes pueden estar relacionados con el síndrome de ovario poliquístico, según la investigación científica. El SOP podría transmitirse de madres a hijas. Probablemente, existan varios genes involucrados en el desarrollo del síndrome de ovario poliquístico, y no solo uno.

2. Resistencia a la insulina

La capacidad de las células para utilizar el principal suministro de energía (los azúcares) se rige por la insulina; esta hormona permite la entrada de glucosa en las células, para que pueda ser metabolizada. La insulina se fabrica en el páncreas, concretamente es producida por las células beta en los islotes de Langerhans.

Si las células se vuelven resistentes a los efectos de la insulina, el cuerpo puede producir más, aumentando potencialmente la producción de hormonas masculinas y haciendo que una mujer tenga dificultades para ovular y quedarse embarazada.

Hasta el 70 % de las mujeres con SOP producen un exceso de insulina porque sus células no pueden utilizarla adecuadamente. Este aumento, por encima de lo normal, en la producción de insulina, hace que los ovarios produzcan más hormonas masculinas. Además, el riesgo de padecer diabetes aumenta cuando hay resistencia a la insulina.

3. Exceso en la producción de andrógenos

Aunque no se conozca el origen exacto. El síndrome del ovario poliquístico está directamente relacionado con la producción de andrógenos. Los ovarios poliquísticos producen niveles anormalmente altos de hormonas masculinas. Esto provoca una serie de efectos secundarios como el crecimiento excesivo de vello y acné.

4. Inflamación de bajo grado

Los mayores niveles de andrógenos se han relacionado con una mayor inflamación en el cuerpo. La inflamación se refiere a la producción de glóbulos blancos que se da en el organismo para hacer frente a las agresiones internas o externas.

Las mujeres con SOP a menudo presentan niveles elevados de inflamación en su organismo, algunos estudios han puesto en evidencia la relación del SOP con la inflamación de bajo grado que se da en las mujeres diagnosticadas con esta condición que produce un exceso de hormonas masculinas.

Los ovarios poliquísticos debido a la inflamación de bajo grado producen andrógenos. Esto puede causar, a la larga, problemas en el sistema cardiovascular.

Síntomas del síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico puede desarrollarse en diferentes etapas de la vida, a veces puede aparecer tras un aumento de peso, aunque suele manifestarse por primera vez durante la pubertad. Los primeros signos y síntomas aparecen durante la pubertad alrededor de la primera menstruación.

El síndrome de ovario poliquístico presenta una serie de síntomas típicos.

1. Ciclos menstruales irregulares

El signo más común del síndrome de ovario poliquístico es tener ciclos menstruales irregulares, demasiado largos o poco frecuentes. Se presentan menos de nueve periodos anuales, o estos ocurren en espacios superiores a los 35 días. Esta alteración del periodo menstrual también hace que el sangrado sea más abundante cuando se produce la menstruación.

2. Altos niveles de hormonas masculinas

Además, se presentan mayores niveles de andrógenos en el organismo; el aumento en la producción de hormonas masculinas suele acompañarse de cambios en la apariencia del cuerpo. Algunos ejemplos son el aumento del crecimiento del vello (especialmente en la cara y el cuerpo), y a veces la aparición de acné severo e incluso la alteración hormonal puede causar calvicie de patrón masculino.

3. Los ovarios poliquísticos

Los ovarios pueden agrandarse y contener alrededor de los óvulos varios folículos. Esto puede provocar que dejen de funcionar de forma regular.

¿Cómo afecta el síndrome de ovario poliquístico al cuerpo?

Los altos niveles de hormonas masculinas, que se da en el síndrome de ovarios poliquístico, pueden afectar a la fertilidad, además de tener otros efectos sobre el organismo y la salud.

1. Infertilidad

Sin ovulación no hay embarazo. La falta de regularidad en la ovulación hace que se produzcan menos óvulos, y, por lo tanto, se den menos posibilidades de fecundación. El síndrome de ovario poliquístico es considerado la principal causa de infertilidad en las personas gestantes.

2. Síndrome metabólico

8 de cada 10 mujeres diagnosticadas con el síndrome de ovario poliquístico, tienen sobrepeso. El síndrome de ovario poliquístico acompañado de sobrepeso aumentan el riesgo de sufrir diferentes condiciones patológicas como un alto nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial alta, un nivel bajo de colesterol “bueno” HDL y una aumento del colesterol “malo” LDL. Juntos, estos factores se denominan síndrome metabólico y aumentan el riesgo de sufrir problemas cardíacos y diabetes.

3. Apnea del sueño

El síndrome de ovario poliquístico aumenta el riesgo de que las mujeres experimenten apnea del sueño. Esta condición hace que la persona deje de respirar varias veces por noche, lo que disminuye la calidad del sueño. Las mujeres que tienen SOP tienen un mayor riesgo de desarrollar apnea del sueño que las mujeres que no tienen SOP.

4. Cáncer de endometrio

Una de las consecuencias más graves del síndrome del ovario poliquístico es el cáncer de endometrio. Durante la ovulación, el revestimiento del útero desciende. Si no se ovula todos los meses, el revestimiento del útero puede acumularse. Si el revestimiento es demasiado grueso, puede aumentar la probabilidad de padecer cáncer de endometrio.

5. Depresión

Las alteraciones hormonales son una de las causas más conocidas de depresión. Los cambios en las hormonas, así como sus síntomas asociados como el crecimiento de vello no deseado, pueden afectar a las emociones de forma negativa. Las personas que tienen síndrome de ovario poliquístico a menudo pueden estar deprimidas o ansiosas.

Fuente: Psicologia y Mente.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore