Puntos clave del acuerdo y la revisión del Artículo IV, FMI

“Aún no hay fecha para la visita de la misión” afirma una fuente del FMI. Aunque se conoció que se adelantó para mayo la primera revisión del Fondo. Respecto del primer desembolso de 9.656 millones de dólares, la fuente señalo que “los fondos ya están autorizados y serán girados (al BCRA) lo más rápido posible”.

En general, el espíritu de los funcionarios del Fondo es que el impacto global de la crisis desatada por la guerra en Ucrania de cuyos efectos no escapa Argentina. Por esta razón se insiste en que ahora “es el tiempo de la implementación del acuerdo” dando a entender que habrá que efectuar ajustes al programa en el marco de este nuevo escenario.

El FMI dio a conocer el Informe del Staff y a través de 178 páginas analiza la situación macroeconómica argentina en el marco de la revisión del Artículo IV.

En este documento se destacan los siguientes conceptos:

  • Abordar las rigideces presupuestarias es esencial para mejorar la resiliencia de Argentina ante los shocks, mientras se reorienta el gasto público hacia la inversión y la innovación que es fundamental para apoyar la productividad y reducir la inequidad intergeneracional.
  • El consenso político y social sostenido es necesario para la previsibilidad de las políticas y para equilibrar las demandas de financiamiento del amplio sistema de bienestar social de Argentina al tiempo de ir fomentando la inversión privada y el empleo formal.
  • Mientras tanto, las condiciones sociales, aunque mejoran gradualmente, siguen siendo extremadamente frágiles: más del 40 por ciento de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y la proporción de informalidad laboral es alta, especialmente para mujeres y jóvenes poco calificados.
  • Una base exportadora estrecha y poco diversificada, dolarización significativa, un mercado de capitales interno reducido y las barreras a la inversión continúan frenando el potencial de crecimiento.
  • El panorama político sigue fragmentado y todavía tiene que emerger un amplio consenso en apoyo del programa económico de las autoridades.
  • Lo importante es que persisten los riesgos de implementación, en medio de un panorama social y político complejo y una hostilidad abierta de algunos sectores hacia el Fondo debido a su larga participación en Argentina.
  • Finalmente, el programa puede fallar en generar confianza y fortalecer la estabilidad.
  • Estos riesgos no pueden ser totalmente mitigados a través del diseño del programa y la planificación de contingencia, y serán necesarios juicios finamente equilibrados al evaluar las compensaciones difíciles que es probable que surjan durante la vida del programa.

En tanto, en el capítulo Antecedentes y Contexto se señalan:

  • Argentina experimentó otra década de desempeño macroeconómico decepcionante, que terminó en una crisis de balanza de pagos en toda regla en 2019, a pesar de un fondo sin precedentes apoyo.
  • Por lo tanto, Argentina se encontraba en una posición económica y social extremadamente débil cuando la pandemia de COVID-19.
  • La pandemia acentuó las fragilidades de Argentina, aunque se están dando pasos para comenzar a abordar los desequilibrios macroeconómicos.
  • Las autoridades argentinas están solicitando un programa respaldado por el Fondo para cumplir con las grandes necesidades de balanza de pagos del país, incluidas las relacionadas con las obligaciones derivadas de la SBA de 2018.
  • Los riesgos del programa son excepcionalmente altos.
  • El riesgo empresarial también es extremadamente alto.

Fuente: Ambito, Argentina

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore