Debate y Convergencia

La inflación de junio romperá la tendencia a la baja y alcanzará el 5% según consultoras

La inflación de junio cortará la racha descendente, con un IPC estimado en torno al 5%, impulsado por aumentos en tarifas de gas, luz y combustibles. Para evitar que julio siga esta tendencia, el Gobierno frenó los incrementos en las facturas de luz y gas y limitó al 1% la suba de naftas por el descongelamiento del impuesto al combustible. Analistas señalan que los precios regulados ejercerán mayor presión en los próximos meses.

El Gobierno también liberó aumentos en comunicaciones e internet. No habrá aumentos en luz ni gas en julio, un mes de mayor consumo por ser estacionalmente más frío, una decisión similar a la de mayo cuando se postergaron incrementos para usuarios de ingresos bajos y medios.

La inflación de junio, que se conocerá el 12 de julio, marcará la primera aceleración mensual de 2024. Analistas estiman entre un 4,9% y un 5,6%. Haroldo Montagu, economista jefe de Vectorial, destacó que las suspensiones recientes en los aumentos buscan evitar mostrar dos meses seguidos de interrupción en la desinflación, evidenciando los límites de la política inflacionaria del Gobierno.

Progreso pronosticó un IPC entre el 5% y el 5,5%, mientras que ACM estimó entre el 4,9% y el 5,4%, señalando que los aumentos en tarifas de gas y electricidad aportaron 0,9 puntos porcentuales, y con combustibles, el impacto podría alcanzar 1,1 puntos. Francisco Ritorto de ACM explicó que aún se está corrigiendo precios relativos, con los segmentos más atrasados en tarifas, comunicación y salud.

Contrario a los límites para los aumentos de tarifas y naftas, el Gobierno publicó un decreto eliminando topes a las subas de servicios de telecomunicaciones, permitiendo incrementos superiores al 10% mensual.

Tags

Compartir post

Related Posts