Arte y tecnología.La muestra inmersiva de Van Gogh vendió 200.000 entradas y se extiende a junio

Esta muestra que combina arte y tecnología y que itinera por el mundo desde el año 2008, ocupa una única sala del Pabellón Frers del predio ferial. Allí se despliegan las pantallas de ocho metros de altura provenientes de Canadá que reflejan las pinceladas de 200 obras del pintor, gracias a los 46 proyectores que vienen de Francia. La propuesta se completa con fragmentos de música clásica de icónicos compositores -como Bach, Mozart o Erik Satie-. que cumplen un rol fundamental.

Frente a los ojos de los visitantes se suceden como en una danza “La Noche estrellada”, “Los girasoles”, “Los Lirios” y “Dormitorio en Arles”, entre otras pinturas que el genio neerlandés creó durante los dos últimos años de su vida, entre 1888 cuando se traslada a Arles, en el sur de Francia, hasta su muerte en Auvers-sur-Oise en 1890.

Muestra Imagine Van Gogh – editor DIL | Télam

Las “Ramas de un almendro en flor” que Van Gogh pintó sobre un intenso cielo celeste, como regalo para su sobrino que acababa de nacer y a quien habían bautizado también Vincent; las pinceladas largas y amplias que describen “El camino a Saint-Remy”, como un mosaico de colores entrecruzados, los campos de trigos, bajo los cálidos rayos de sol, o con sus nubes arremolinadas, las barcas de pesca en la playa también forman parte de este recorrido visual.

Te puede interesar: Es de 1882.Se descubrió un dibujo inédito de Van Gogh

Las obras se presentan en “Imagen Total”, una avanzada tecnología creada en 1977 por el fotógrafo y cineasta francés Albert Plécy, desarrollada por Annabelle Mauger, que permite apreciar hasta el más mínimo detalle, en esta sala a oscuras, sólo iluminada por las proyecciones gigantescas de las pinturas más reconocidas del artista. Esta tecnología se presentó por primera vez en 2008 en “La Cathédrale d’Images”, en Francia. Desde entonces, ha itinerado por 50 ciudades del mundo y la han visto un millón de personas.

Las pinturas que conforman este itinerario visual forman parte de colecciones de museos como el Museo d’Orsay de París, la Galería Nacional de Arte de Londres, el Museo Van Gogh de Ámsterdam, el Museo de Arte Moderno y el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York: “una impresionante selección que, sencillamente, no podría coincidir físicamente en el mismo lugar y al mismo tiempo”, explican los organizadores.

Muestra Imagine Van Gogh – editor DIL | Télam

La primera exposición inmersiva que desembarca en territorio argentino incluye además, al finalizar el recorrido, un colorido café, idéntico al que Van Gogh pintó en Café Terrace de la Place Du Forum, en la ciudad de Arles en 1888.

La muestra se puede visitar en La Rural, Pabellón Frers, sobre avenida Santa Fe 4.363. Las entradas se venden en bloques de media hora con aforo limitado, aunque la permanencia en la exhibición no tiene un tiempo preestablecido. Los tickets se consiguen en www.laruralticket.com.ar y en la web oficial www.imagine-vangogh.com.

El precio de la entrada es de $ 3.000 por persona, $2.000 para menores de 12 años. Hay un pack familiar para dos adultos y dos menores de 12 años por 8.000 pesos y los niños de hasta tres años no abonan entrada. No se exige pase sanitario pero es obligatorio el uso de barbijo dentro del recinto, indicaron los organizadores.

Una experiencia desde adentro

La Izquierda Diario publicó el testimonio de Meke Paradela, una de sus periodistas, que pudo recorrer la muestra.

Muestra Imagine Van Gogh – editor DIL | Télam

“La primera sensación corpórea, casi física, es la inmensidad. Una de las intenciones de la muestra es dar la impresión de “imagen total”, de arte envolvente, y el efecto se logra con creces: quizás nunca se pueda ver tan de cerca y tan enorme al mismo tiempo las 3000 imágenes que se proyectan simultáneamente en loop cada 30 minutos en las paredes, el suelo y en lienzos de más de ocho metros de altura. Adaptado al pabellón de la Rural, es un amplio y gran pasillo que desemboca en una sala más ancha. Por todos lados se pueden ver distintas partes de las obras más representativas del pintor y meternos en su forma de ver el mundo”, cuenta Meke.

Una reflexión desde afuera

Jimena Gale, trabajadora de Madygraf, publicó su testimonio cuando “Imagine Van-Gogh” alcanzó las 120.000 ventas. “Cuando termines de leer… habría que repensar si son muchas y suficientes”, adelanta Jimena.

“Cuando vi la propaganda de la muestra de Van Gogh, lo primero que pensé es en la genialidad que representa que con la tecnología, se pueda hacer masivo el acceso a obras que de otra manera no podríamos disfrutar si no vamos a viajar al Louvre. Ya que muchas obras de arte o están en museos muy importantes, o las poseen personas con plata en sus colecciones privadas para el consumo individual (como el tan nombrado en estos días Joe Lewis, que además de tener un lago se dice que tiene 4 Picassos en su casita). Todo esto era demasiado bueno para ser real…. y me di cuenta cuando vi lo que sale la entrada”.

Muestra Imagine Van Gogh – editor DIL | Télam

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore