Teatro, La batalla del ser.

E l corazón del ser humano es un campo de batalla en el que el bien
y el mal luchan constantemente para ganar el control del alma.
Desde una visión psicoanalítica podríamos hablar de la lucha de
Eros y Tanatos que viven en la psique, librando esa misma cruzada. Si bien
un ser humano tiene ambas pulsiones, ¿qué ocurre cuando son dos los se-
res que comparten el mismo cuerpo? ¿Se repartirán una pulsión por ser?
La actriz Carmen Montejo desafía a las reglas de la naturaleza y da luz
a unas siamesas. Desgarradora y estéticamente perfecta, Identidad propia
es una tragedia mexicana capaz de conmover y excitar todos los sentimien-
tos que habitan en el hombre como especie.
Las protagonistas son una contradicción antropológica por que son dis-
tintas no sólo entre ellas como hermanas, sino distintas a la especie humana
en general. Pero no son únicas; como ellas, muchos mellizos homocigóticos
nacen y viven en silencio un destino marcado por su condición natural.
Trastorno del desarrollo embrional. Siameses.
Arleta decide salir de la oscuridad y cuestionar su existencia, su amor ,
su odio, su pasión y, sobre todo, su naturaleza. En setenta y cinco minutos
se desgarra como una rosa, desnudándose pétalo por pétalo para convencer
a su hermana de cambiar sus vidas y terminar con el vacío de sentirse de-
solada a pesar de siempre estar acompañada.


Eros vs Tanatos

Aneta, desde el silencio, intenta con todas sus fuerzas sobrevivir a su
hermana, a la ira, al hartazgo, al dolor, a la frustración de vivir atrapada en
una realidad que a ninguna favorece. De ser una mujer en el cuerpo de
otra, de respirar, crecer y vivir a través su propia hermana.
En el mundo del teatro, para la creación de un personaje se habla de
personajes tanáticos en sus cualidades positivas y negativas, y de persona-
jes eróticos también positivos y negativos, como si pudieran separarse las
pulsiones. En esta puesta en escena en particular, dos mujeres que están
atrapadas en un mismo cuerpo viven en car ne propia la batalla entre la
agresión, el odio y el deseo de seguir viviendo.
Lo paradójico de la trama es que el personaje erótico es quien represen-
ta y actúa la pulsión tanática, y la otra es quien se aferra a existir por medio
de la libido. Entonces, ¿aun los siameses poseen separadamente ambas pul-
siones? A pesar del intento de separación, donde cada personaje tiene una
carga pulsional única, ambas quedan mezcladas y simbiotizadas, como
ocurre con las hermanas siamesas.
En una pieza única, Aneta y Arleta, las hermanas siamesas, aparecen
en escena bañadas por una luz blanca que resalta la belleza y fragilidad de
su esencia. Como un baile armonioso se desplazan y viven intensamente lo
que será el más importante de sus cumpleaños. Acompañadas por la músi-
ca en vivo y la privilegiada voz de Caridad Herrera, juntas, las tres, crean
una inolvidable obra de arte.
Esta tragedia es una obra original de Beatriz González Rubín, con un
tema que ha estado ligado al espectáculo desde sus inicios. Tragedia des-
de su contexto natural y llevado al teatr o con la dirección de Cecilia An-
gulo, para exponernos el encuentro con una realidad que puede ser ajena
a la gran mayoría de los seres humanos —el trastorno del desarrollo embri-
onal hoy conocid como siameses—, y que nos per mite acercarnos a esa
contienda pulsional que todos tenemos, en la que Eros y Tanatos se en-
frentan como nos ocurre a todos los seres humanos desde la creación.

Luis Fernando Flore


IDENTIDAD PROPIA. Todos los miércoles a las 20:30 horas, hasta el 20 de diciembre de
2006, en el teatro Wilberto Cantón de la SOGEM. A partir de enero se renueva la cuarta tem-
porada, en el mismo horario.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore