Sobre llovido mojado. Dado que no hay puntada sin hilo, ¿Cuál es la estrategia de Cristina?

Primer tema que no se debe soslayar: Las encuestadoras son un fracaso, fuera de Jakove todos daba ganador al FdeT, las bocas de urnas amplificaron ese fracaso, llevando a la alianza del gobierno al ridículo de festejar antes de tiempo.

Todo sabíamos que la madre del triunfo seria Cristina el padre de la derrota Alberto, lo que no imaginábamos que la vicepresidenta llevaría la tensión al extremo de poner el peligro el sistema institucional. Quien supone que las reacciones de la señora son producto de su temperamento, se equivocan, no improvisa, muestra de ello es su capacidad de perdurar como operadora central de la agenda de gobierno por mas de una década. Sus cálculos estaban previstos en su análisis al saber con sobrada antelación la capacidad de resistencia de su contrincante (por definirlo de algún modo), en este caso el presidente de la nación, Alberto Fernández.

Cuando los intereses de la vicepresidente apremian, no hay costos dado que la prioridad pasa a ser esos intereses. Los muertos, la pobreza, la política sanitaria, la desocupación, la inflación el acuerdo con el fondo, pasan a un segundo, tercero o cuarto plano, todo es política y poder para ella.

Los cuatro temas centrales que reclamaba Cristina, cambio de gabinete, expulsión de su jefe de ministros, echar al secretario de comunicaciones y conservar a el ministro del interior en su cargo, fueron complidos a pie juntillas por el titular del ejecutivo quien había dicho unas horas antes que a él por la buenas todo, pero por las malas nada. El país estuvo al vilo por casi dos días, mientras las declaraciones de la diputada Vallejos, sobre el okupa de la casa de gobierno, el inútil de Alberto Fernández, según sus palabras, no sabía cómo tender puentes de reconciliación con la vicepresidenta, consciente que su resistencia era ignorada por todos y el hazmerreír de muchos de los que alguna vez soñaron con construir el arbitrismo, jaja.

Todo fue una parodia con final anunciado.

Ahora bien, dado los resultados electorales no parece ser esta crisis el camino para recuperar algo de los más de seis millones de votos perdidos, por el contrario, sobre llovido mojado, el desprecio de la sociedad se refleja en los rostros libidinoso de quienes ven perder sus privilegios y ponerlos a borde del final. El peronismo en su expresión más genuina ve como su movimiento tan laboriosamente construido por su líder durante su primer mandato, y luego en el trascurso de sus dieciocho años de exilio se ve dilapidado por las ambiciones de una mujer que siempre los desprecio y que a pesar de ello acompañaron en sus peores decisiones con una sumisión rayana con la servidumbre.

A alguien se le puede ocurrir que esto es el accionar de una mujer temperamental, desquiciada y malvada. Cristian gasta sus últimos cartuchos. Ya se empezaron a mover algunos expedientes judiciales, que no cito para no cansar, sus hijos están en el centro de esos expedientes, ahora con el poder en sus manos, tiene los instrumentos en la mano para mover los hilos con mayor libertad, más de la que tenía antes de esta simulada crisis que ella género y resolvió en tan solo cuarenta y ocho horas. Hasta donde Cristina está dispuesta a dejar que sus hijos pases por los pasillos de tribunales, hasta donde está dispuesta ceder ante el avance de una fuerza opositora que la desbarranque para siempre del poder, hasta cuanto está dispuesta a conceder que la historia la termine juzgando por los resultados de sus condenas y por lo autoritario de sus métodos. Dentro de dos meses la derrota va a ser aún mayor, nunca el peronismo tuvo semejante crisis a poco más de veinte meses en el poder, considerando que perderá influencia en ambas cámaras y que muchos comenzaran a alejarse de sus bloque conducido hoy por quien ella pensaba que podía heredar el trono presidencia, luego de Alberto, un advenedizo venido en dirigente sentado en una montaña de dólares y causas judiciales carente de experiencia y de conducta ética, aunque esto último no sería un impedimento sustancial.

La señora amante del poder como única opción de vida, no da puntada sin hilo, para muestra basta un botón, ¿quién se atrevió en la historia contemporánea de este país a tensar la cuerda del sistema republicano, democrático, como ello lo acaba de hacer apenas unas otras atrás? ¿De que no es capaz?, nos quedan dos años más para develarlo, consientes como estamos ahora, dada su impudicia, (ya que tiene todos los resortes del poder en sus manos), para lograr sus fines.

El Jair Bolsonaro que dice que solo dios lo sacara de la presidencia del Brasil, parece tener su alma mater en Argentina, solo que esta está revestida de una falsa imagen de progresismo, o sea, dado la nueva y frívola corriente mal interpretantes de lo nacional y popular.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore