Sergio Massa reflota la posibilidad de otorgar un bono para recomponer salarios

Sergio Massa y Cristina Fernández de Kirchner plantearon en el Poder Legislativo la posibilidad de compensar los acuerdos paritarios con una suma fija a partir de noviembre para los trabajadores del Congreso. La vicepresidente ya había reclamado ese mecanismo en el acto de Ensenada cuando se conoció la renuncia de Martín Guzmán. Ahora el nuevo Ministro de Economía, Desarrollo Productivo, Agricultura y Ganadería volvió a reflotar el proyecto de otorgar, por decreto, una suma fija para asalariados con el objetivo de compensar la suba de la inflación que en julio podría estar por encima del 7%.

Silvina Batakis resistía esa posibilidad. Pero Massa tiene una agenda enfocada también en la clase media y en los trabajadores de menos recursos. Y ya logró el apoyo del kirchnerismo y de un sector de la CGT para otorgar un bono de suma fija que complemente los acuerdos paritarios para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación. En abril, Hugo Moyano había planteado un bono de $20 mil. Esa cifra podría actualizarse y entrar en la batería de medidas que Massa comenzará a anunciar mañana tras asumir su cargo en su primera conferencia de prensa en el Ministerio de Economía.

En junio, Cristina Kirchner y Sergio Massa anunciaron un acuerdo por lograr una recomposición salarial para los trabajadores de la Cámara de Diputados y del Senado. La paritaria cerró en dos tramos: 30% a partir del primero de julio y otro 30% desde el primero de octubre. Al tratarse de incrementos acumulativos, el porcentaje final del aumento será del 69%. Pero el acuerdo incluye además una cláusula de revisión en noviembre, cuando también se analizará la posibilidad de incorporar una suma fija no contributiva solo para trabajadores.

Ayer, Massa y Cristina volvieron a reunirse en el Senado. Antes del anuncio de las medidas económicas. El plan del tigrense es lograr primero consenso político dentro de la coalición de Gobierno y sumar tanto a la CGT como a la UIA al anuncio del eventual otorgamiento de una suma fija para trabajadores del sector privado. Incluso esta mañana, el jefe de Gabinete Juan Manzur repasó la agenda de trabajo y adelantó que “a las 11 nos juntamos con la Unión Industrial Argentina (UIA), vienen Funes de Rioja y otros representantes para hablar de la potencialidad de la Argentina y de sumar esfuerzos para incrementar las inversiones”.

En tanto, por la tarde recibirá a los referentes de la CGT: “Vamos a conversar fundamentalmente sobre asegurar el trabajo actual e incrementar la generación (del empleo) a partir de aumentar la producción y generar valor a lo que produce la Argentina. ¿La marcha? También va a ser un tema de diálogo, de trabajo como las que habitualmente tenemos”.

Ayer, antes de recibir a Massa, la vicepresidenta mantuvo una reunión con el secretario general de la CGT, Pablo Moyano, y otros dirigentes que encabezan sindicatos dentro de la central obrera en su despacho del Senado de la Nación. La reunión fue confirmada por voceros de Cristina Fernández de Kirchner, luego de que los propios sindicalistas lo informaran a través de sus redes sociales. Además de Moyano, del encuentro participaron los diputados nacionales de extracción sindical Omar Plaini y Walter Correa, así como el secretario Gremial de la CGT, Mario Manrique. De acuerdo con lo informado a través de sus redes sociales, los representantes sindicales “mantuvieron una charla política y gremial” con la vicepresidenta.

Plaini dijo que se reunió con Fernández de Kirchner “para dialogar sobre la actualidad nacional de los trabajadores”. “Siempre es esclarecedor y grato escuchar a una estadista como la compañera vicepresidenta”, afirmó el secretario general del gremio de canillitas. Por su parte, Correa aseveró que la reunión con “la compañera” Fernández de Kirchner fue para “dialogar sobre la actualidad nacional y la de los trabajadores”. “Como peronistas, nuestro interés común es la patria y el pueblo”, sentenció el representante gremial de curtidores.

La ex ministra Silvina Batakis había rechazado el esquema de suma fija: “creo en las paritarias y considero que, en una situación más ordenada, no podemos tener paritarias continuamente con cláusulas gatillos. Se tendría que poder resolver las paritarias en forma anual”. Plaini, referenciado en el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FreSiMoNa) de Pablo Moyano y los sectores kirchneristas, había planteado en su momento que “nosotros lo planteamos hace mucho tiempo. En la CGT somos muchos los que pensamos que con la paritaria sola no alcanza”. Y agregó: “nuestro instrumento es la paritaria, pero la suma fija es para achicar la asimetría que hay con algunos trabajadores que están registrados y no llegan a fin de mes y ni hablar con los sectores informales”.

“La suma fija no es en oposición a las paritarias, sería a cuenta de las paritarias. El aumento por decreto acelera los tiempos de la recomposición y llega a todos por igual. Al ser una suma fija levanta los de más abajo. Después, la paritaria verá como los absorbe”, había sido también el planteo del kirchnerista Hugo Yasky.

Fuente: Ambito Financiero, Argentina.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore