Se multiplica las diferencias en el FdT por el FMI

El FMI(Fondo Monetario Internacional) es sinónimo de economía en desastre, de lo contrario los países no visitan a la directora-gerente Kristalina Georgieva. Por ejemplo, Ucrania tiene un Acuerdo de Facilidades Extendidas que ahora se ignora si podrá cumplir. El FdT(Frente de Todos) reclama que JxC (Juntos por el Cambio) acepte que la Argentina va al FMI culpa del préstamo de pago incumplible que solicitó la oposición cuando era gobierno y se llamaba Cambiemos, y JxC insiste en que tuvo que tomar decisiones a causa de la herencia recibida del FdT que se llamaba FpV (Frente para la Victoria). Ambos tienen algo de razón y mucho de mentira.

Luego, el FdT desespera porque ha perdido 2 elecciones en 2021 (PASO y generales) y cree que con el FMI en casa no hay chances de ganar en 2023. Por lo tanto, hay que pensar en los planes alternativos, y Máximo Kirchner lidera esa tendencia. Sin embargo hay quienes afirman que sí hay un escenario alternativo si prevalecieran la prudencia y la eficacia, y Sergio Massa elabora ese pensamiento. El presidente Alberto Fernández fluctúa, y eso es lo que confunde a todos. Quizás la volatilidad presidencial sólo sea discursiva y en su intimidad él reconoce que el FMI es la única puerta abierta, pero no asume su liderazgo / responsabilidad, al menos en la medidaa que la gravedad lo requiere.

Otro problema es Martín Guzmán, el ministro que hoy provoca tantas dudas dentro del FdT porque no saben si eligieron correctamente al hombre para la negociación. La incertidumbre consume a muchos. Quizás porque lo que viene no satisface las expectativas o porque no le creen a causa de su particular estilo de contar las novedades en capítulos.

En estas condiciones él irá ante la Asamblea Legislativa a inaugurar el martes 01/03 el período ordinario de sesiones que comenzará, precisamente, con el tratamiento del acuerdo con el FMI.

Para Urgente24 el problema central de lo que está ocurriendo no es el acuerdo con el FMI sino la ausencia de un plan económico de crecimiento.

  1. El acuerdo con el FMI no es o no debiera ser un plan económico.
  2. El acuerdo con el FMI no contempla el crecimiento de la economía porque no es su propósito sino el asegurar el pago de la deuda que contrajo la Argentina.
  3. Desde el inicio de la Administración Fernández, el ministro Guzmán adeuda un plan económico, y sigue en morsa.
  4. Todo indica que Guzmán es incobrable al respecto, en especial cuando el FdT necesita ganar en 2023 para conservar el poder, y la ausencia de indicios al respecto es el verdadero problema de fondo en el oficialismo.

En la prensa oficialista hay intensos análisis e interpretaciones acerca de todo esto.

Guzmán, el enigma

Comencemos por Horacio Verbitsky, en El Cohete a la Luna (se atribuye al columnista el arribo de Gabriela Cerruti como vocera presidencial):

“Dos personas muy allegadas al Presidente Alberto Fernández transmitieron versiones opuestas acerca del estado de sus relaciones con Martín Guzmán:

Son óptimas, no hay ningún conflicto.

Alberto está muy enojado desde que se dio cuenta de que se trata de un nuevo préstamo igual al de Macrì.

Ni tanto, ni tan poco. En realidad, el Presidente le reprochó al ministro que recién el 5 de enero ante los gobernadores, hubiera especificado que lo que se negociaba era una refinanciación (como explicó Guzmán ese día, más plata del Fondo para pagarle al Fondo) y no una reprogramación de los vencimientos originales.

Èsta es la reconstrucción del diálogo que sostuvieron entonces, con el aporte de distintas fuentes que escucharon las versiones de cada uno.

AF: -Nunca habías dicho que era una refinanciación.

MG: -Pero es obvio, se da por supuesto. El FMI no reestructura sus préstamos. Los refinancia.

AF: -Obvio para vos. Yo soy abogado y recién me entero.

MG: -Lo que importa es el saldo neto. Los pagos que no podíamos enfrentar comienzan a vencer en el próximo mandato presidencial. (…)”.

De Pedro Sánchez a Macron

Nicolás Llantos en El Destape Web:

“(…) El sábado, Fernández habló con su par español, Pedro Sánchez, que le pintó u

n panorama complicado. En el viejo continente se preparan para un conflicto de largo aliento, que pondrá más presión a la destartalada economía mundial que dejó la pandemia. Es probable que hoy el francés Emmanuel Macron le dé un panorama similar. Después de firmar el acuerdo con el Fondo, Argentina planeaba engordar sus reservas con DEGs de otros países. Esa maniobra también parece más difícil ahora.

Es decir: el acuerdo con el FMI, ahora, es imposible de cumplir y, al mismo tiempo, su principal beneficio, que era la reducción de los niveles de incertidumbre, quedó licuado en la tormenta perfecta económica que se desató junto a una guerra que se disputa sobre un cuarto de la producción mundial de trigo, un quinto de la de maíz y la mitad del gas que usa Europa. La pregunta que se hacen por estas horas muchos diputados y senadores oficialistas es: ¿entonces, por qué deberíamos votar a favor?

Para el gobierno a esta altura el único plan se parece a evitar una crisis terminal y ganar tiempo, objetivo que comparte con el Fondo. Una a favor de la Argentina: para Estados Unidos y el Fondo sería sensible un default en plena guerra, cuando el sistema financiero internacional sufre las sacudidas que provoca cada cañonazo de la artillería rusa. (…)

En la Casa Rosada todavía aseguran que cuentan con el número para aprobar el texto, pero lo cierto es que vivimos en un mundo más imprevisible que hasta la semana pasada y este asunto no escapa a las generales de la ley. El gobierno intentará despejar las dudas que todavía cobijan bastantes legisladores convocando a una marcha que apoye al presidente Fernández este martes, cuando acuda a dar su discurso de apertura de sesiones (…)”

Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional: ¿Por qué en su peor momento, Martín Guzmán no la respaldó? La anécdota lo describe de cuerpo entero.
En defensa del FMI
Alfredo Zaiat en Página/12:
“(…) La centralidad del acuerdo en el actual debate político es sólo una excusa para el posicionamiento en disputas internas, tanto en el oficialismo como en la oposición.
El Fondo también será utilizado, como lo muestran las etapas en que el país estuvo bajo programas de ese organismo internacional, por sectores del poder económico para forzar medidas regresivas, como la flexibilización laboral o la liberalización financiera.
El aspecto no menor de esos manejos es que estos movimientos políticos y del poder económico terminan por confundir el debate económico y, además, exculpa las falencias en la gestión de la política económica. Si todo es culpa del FMI, las debilidades de la administración quedan desplazadas en la evaluación cotidiana.
El Fondo condiciona bastante pero no ata de manos la gestión de gobierno, que puede tener un sesgo progresivo pese al programa acordado, como cobrar impuestos a quienes tienen más capacidad contributiva, o disponer una segmentación de tarifas para que paguen más quienes tienen un holgado poder adquisitivo, u ordenar la política de asistencia social, entre otras iniciativas de equidad.
Avanzar en ese sendero de reordenamiento económico exige, además de capacidad de ejecución, fortaleza en la negociación no sólo con el staff técnico del FMI, sino con sectores del poder económico local que resisten ese tipo de medidas redistributivas. (…)”.
Letra chica
Otra vez El Cohete a la Luna:
“(…) Otro factor de irritación fue la visita de Chodos a la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación. Según Berco, Chodos “admitió que nunca le planteó abiertamente al staff del Fondo un plazo mayor a 10 años para la refinanciación, como reclamó CFK y como propuso el mismo Senado”. Ante una consulta para esta nota, el Presidente dijo: “No sé qué hizo Chodos, pero eso se lo planteé yo personalmente a Kristalina Georgieva”. En cualquier caso, la respuesta fue negativa.
No es la única aclaración presidencial. En una conferencia en el Council of Americas, Ilan Goldfajn, el nuevo encargado del Fondo para Subamérica (que allí denominan “Hemisferio Occidental”) dijo que el acuerdo con la Argentina estaba próximo, destacó la importancia de las reformas estructurales y agregó: los trabajadores informales enfrentan una gran desprotección por la ausencia de leyes que los asistan y, por lo tanto, hay que “reducir el costo de contratar y despedir”. “Comer y descomer”, como dijo el gerente de Techint al que Macrì designó secretario de empleo. La amistad de Goldfajn con su compañero de estudios Federico Sturzenegger y con el coeditor de uno de sus libros, Eduardo Levy Yeyati, no es un dato tranquilizador. “No habrá ninguna ley en ese sentido”, lo desmintió Alberto. (…)”.
—————–
La consultora Analogías, que es cercana a La Cámpora, realizó una encuesta sobre estos temas. De alguna manera, aporta letra a quienes disienten con el acuerdo con el FMI afirmando que el debate goza de popularidad. El problema del FdT, en el que cae Analogías, es mirar lo externo desde el ombligo. Lo que importe en el frente doméstico acerca de las virtudes de las discrepancias, siempre que tenga límites, no es bien visto en el exterior, que es donde se dirime el acuerdo de reestructuración de pagos externa:



Lo que se lee ahora

ECONOMÍA
Ucrania emite bonos pero habla de que el FMI condone deuda

las más leídas
HARVARD Experta en cerebro revela cómo tomar café para la memoria

DESDOLARIZACIÓN China no cree en crac de Rusia por SWIFT y refuerza su CIPS

FIN DE CICLO No le rinde más: Marcelo Tinelli no vuelve a hacer ShowMatch

VA POR MÁS ¿Suma a un viejo conocido? C5N sigue negociando con figuras

DIABETES Esta especia es ultra eficaz para bajar azúcar en sangre


Temas

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore