Quito pide con cacerolazo el inicio del diálogo y el fin de los distirbios

La décima jornada de protestas contra el presidente Guilermo Lasso, terminó con una ruidosa demostración en la capital de Ecuador, para exigir diálogo entre gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas.

Un sonoro cacerolazo se escuchó la noche de este miércoles (22.06.2022) por varios minutos en distintos barrios de Quito para reclamar el inicio de un diálogo que ponga fin a las protestas contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, que han paralizado casi por completo la ciudad durante segundo día consecutivo. 

El ruido metálico de las ollas golpeadas desde numerosas casas puso fin a la décima jornada de la movilización convocada desde el 13 de junio por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), junto a otras organizaciones que han concentrado las manifestaciones en Quito. 

El cacerolazo fue incentivado por el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, una de las figuras que más ha insistido en los últimos días en celebrar un diálogo entre el Gobierno y la Conaie para resolver el pliego de diez demandas del movimiento indígena. 

Aparecen policías desaparecidos

En tanto, los 18 policías,  cuya “desaparición” fue denunciada temprano el miércoles, fueron hallados horas más tarde y se encuentran en buen estado, reportaron las autoridades.

El comandante general de la Policía Nacional de Ecuador, Fausto Salinas, indicó en su balance del día que solicitaron a la Cruz Roja Internacional que hiciese los respectivos acercamientos con las comunidades y pudiese constatar que dos agentes que aún se encontraban retenidos se encontraban en buenas condiciones, para después proceder a su liberación.

Los dos agentes quedaron retenidos en la noche del martes durante los violentos acontecimientos que se vivieron en Puyo, capital de la amazónica provincia de Pastaza, en la que una turba incendió una oficina bancaria y también un cuartel policial, donde quedaron calcinados dieciocho vehículos.

Esto ha hecho que el balance de daños de la Policía haya ascendido a 114 agentes heridos, una decena de patrulleros y siete motos destruidas, así como otros 39 automóviles y siete motos con daños menores.

Mientras, en distintos lugares de Quito se escucharon los golpes de las cacerolas que pedían por la paz la noche de este miércoles, informó el diario local El Comercio.

“Con esta acción la ciudadanía pide el cese del paro nacional. Usuarios en redes sociales opinan que el Gobierno y la Conaie deben acceder a un diálogo lo más pronto posible”, añadió El Comercio.
Las protestas contra el Gobierno del conservador Lasso comenzaron el 13 de junio y prosiguen este miércoles concentradas en varias ciudades, principalmente en la capital, Quito, tras dejar hasta el momento un balance de dos manifestantes fallecidos y no menos de un centenar de heridos.

El movimiento indígena se niega por ahora a dialogar con el Gobierno mientras no cese el estado de excepción decretado en seis provincias para frenar las protestas, se libere de fuerzas de seguridad la Casa de la Cultura Ecuatoriana para instaurar una asamblea popular y se garantice el cumplimiento de su pliego de demandas.

Convocados por la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), los manifestantes exigen la reducción del precio del combustible, suspender concesiones mineras y petroleras en territorios nativos, el control del precio de los productos agrícolas y el compromiso de que no se privatizarán empresas estatales, entre otros.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore