Debate y Convergencia

Nuevo presidente de YPF planea un ambicioso crecimiento y reorganización inspirado en el tenista Djokovic

El recién designado presidente y CEO de YPF está preparando un plan estratégico audaz con la intención de cuadruplicar el valor de la empresa en los próximos cuatro años. Para iniciar este proceso, planea reestructurar la alta dirección de la compañía en tres vicepresidencias principales. Además, encuentra inspiración en el modelo de competencia del tenista serbio para anticipar la reorganización del portafolio de activos de la empresa.

Horacio Marín, el nuevo líder que tomará las riendas de YPF esta semana, confesó a sus amigos que la última vez que experimentó niveles similares de adrenalina fue cuando participó en el torneo junior de Wimbledon hace más de 40 años. Actualmente, su enfoque está totalmente centrado en definir los detalles de su plan para dirigir la petrolera controlada por el Estado. Tanto es así que ha establecido un centro de operaciones adicional en una suite del Hilton, frente a la torre de YPF en Puerto Madero, para avanzar con la reestructuración que se anunciará oficialmente próximamente.

Los lineamientos principales de su estrategia, llamada internamente ‘YPF 4×4’, ya están establecidos. Este plan implica una reorganización del equipo directivo con un objetivo muy claro: aumentar cuatro veces los indicadores clave de la empresa en los próximos cuatro años. Este objetivo abarca desde la producción de hidrocarburos hasta la valoración bursátil y el EBITDA (ingresos antes de impuestos) de YPF.

Según fuentes internas de YPF y ejecutivos de firmas privadas, “Marín no viene a privatizar a YPF, viene a cuadruplicar el tamaño de YPF, en especial en Vaca Muerta”, señaló un ejecutivo que lo conoce bien. Hasta el momento, Marín ha estado diseñando su proyecto para la empresa sin influencias políticas, manteniendo contactos con Nicolás Posse, su reporte dentro de la mesa chica de La Libertad Avanza, de manera puntual y principalmente promovidos por él mismo.

En cuanto a la estructura de YPF, Marín planea establecer tres grandes vicepresidencias: Upstream, Downstream y Gas y Energía. En Upstream, Matías Farina, ex vicepresidente de Tecpetrol y profesional de confianza de Marín, asumirá el liderazgo para consolidar las vicepresidencias de Upstream No Convencional y Upstream Convencional. En la vicepresidencia de Downstream, Mauricio Martín, con experiencia previa en el cargo, será el responsable después de una desagregación previa en dos posiciones que Marín planea reestructurar. Por último, Santiago Martínez Tanoira continuará liderando Gas y Energía, con un nuevo mandato para colaborar con otros actores de la industria y desbloquear proyectos estratégicos de infraestructura.

Además, en el área de Asuntos Públicos, Relaciones Institucionales y Comunicación, Marín nombrará a Lisandro Deleonardis, director de Relaciones Institucionales del grupo Techint, y Guillermo Garat, un experto en comunicación política que trabajó con Jaime Durán Barba. Ambos trabajarán en la interlocución con actores gubernamentales, cámaras de la industria y entidades empresariales.

Marín se ha inspirado en el “método Djokovic” para estructurar su visión para YPF. En su analogía, Vaca Muerta representa los torneos de Grand Slams o MasterClass, y es allí donde YPF debe enfocar sus inversiones. Su plan incluye la posibilidad de asociarse con petroleras independientes o más pequeñas para ceder la operación de la mayoría de los campos maduros que posee YPF en el corto plazo. Esta estrategia busca impulsar el crecimiento de la empresa y está basada en la eficiencia y enfoque selectivo que han llevado a Djokovic a la cima en el tenis.

Tags

Compartir post

Related Posts