Lousteau lanza a Tetaz en la provincia y advierten que Manes podría ser candidato en la Ciudad

El radicalismo comenzó a medir sus fuerzas de cara a las definiciones que deberán tomarse en los próximos meses. El sector que lidera Martín Lousteau evalúa lanzar a Martín Tetaz a recorrer la provincia, un ensayo para medirlo como posible candidato para enfrentar a Axel Kicillof.

El economista nació en La Plata y creció en General Madariaga y luego volvió muchos años a la capital provincial para estudiar en la Universidad Nacional. Incluso se lo mencionó muchas veces como posible candidato a intendente. Su vínculo con la provincia es tan fuerte como el que tiene con la Ciudad.

Cuando se enteraron de esa iniciativa, desde el armado de Facundo Manes no dudaron en promover al neurocientífico como candidato a jefe de Gobierno. Es que por su perfil en todo el arco político coinciden en que sería un candidato competitivo para el electorado porteño.

Incluso, desde el sector que lidera Maximiliano Abad -presidente del Comité Provincia- aseguran que cuentan con sondeos que lo muestran muy bien posicionado a Manes en la Ciudad.

Esta semana, Manes fue distinguido como Ciudadano Ilustre porteño en un evento organizado en el tradicional Café Tortoni. Esa distinción la otorga la Legislatura de la Ciudad.

Por el momento el neurocientífico está enfocado en la carrera por la presidencia, en una eventual interna con el candidato que logre sintetizar el PRO.

En enero estuvo en Mar del Plata -vitrina obligada del mundo político- pero el diputado nacional mantiene sigue cultivando un perfil bajo, apuesta al contacto estrecho con la gente y un discurso llano.

Manes evita las chicanas del PRO que sostienen que se lo vio apagado tras las elecciones del año pasado y se muestra casi como la contracara de Gerardo Morales -flamante presidente del partido- quien aparece hiperactivo y buscando mayor centralidad dentro de Cambiemos.

Por estas horas, Manes participó del encuentro en Santa Fe entre legisladores y la mesa directiva del partido. Morales fue quien cursó las invitaciones y sumó también a los legisladores de Lousteau. Fue un gesto para acercar posiciones y conseguir la unificación del bloque.

Es que el Congreso el radicalismo no logró reunir a todos sus legisladores bajo un mismo paraguas. Eso es lo que busca ordenar Morales. Por el momento, los radicales aseguran que Mario Negri no se moverá de su lugar, salvo que pueda quedarse con la presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio y para eso será necesario que el radicalismo consiga los votos de la Coalición Cívica o que el PRO entregue la jefatura. 

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore