La jugada secreta que prepara el kirchnerismo para voltear la candidatura presidencial de Alberto Fernández

Las ambiciones del kirchnerismo dependen en gran medida del visto bueno de la Justicia electoral.

Los gobernadores peronistas, moderados

Sin embargo, la mayoría de los mandatarios provinciales peronistas y kirchneristas quieren llegar a las elecciones del 2023 con el mismo status quo actual en el Poder Ejecutivo. Esto es, con Alberto Fernández como presidente y Cristina Kirchner como vicepresidenta.

Ninguno de los gobernadores, de acuerdo con lo que pudo investigar iProfesional, suscribe algunas ideas impactantes que salen desde distintos sectores políticos. Entre ellas, la posibilidad de una renuncia del Presidente, a la que se sumaría luego la de la vicepresidenta de la Nación. Esto dejaría a la vicepresidenta del Senado, Claudia Abdala de Zamora, la alternativa de llamar a una Asamblea Legislativa para elegir a un futuro Presidente para cumplir el mandato del que renunció. 

Tampoco los mandatarios provinciales quieren llegar con un gobierno casi paralizado, como el actual, por la pelea entre el Presidente y la vicepresidenta. El rumor que corre dentro de las oficinas del CFI y en algunos círculos empresarios es que para llegar a algún tipo de acuerdo, desde La Cámpora y el Instituto Patria le solicitan a Alberto Fernández que entregue las cabezas de los ministros Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni, además del presidente del BCRA, Miguel Pesce.

La última embestida contra Guzmán y Moroni la realizó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, la semana pasada al solicitarle a ambos que adelanten el aumento del salario mínimo vital y móvil, y que aumenten a unos $265.000 el mínimo no imponible de impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

Guzmán sigue en el centro de las disputas dentro del oficialismo.

Guzmán y la molestia por encuentros con empresarios

Pero desde el kirchnerismo le pasan al ministro otra factura, que es no solo estar a favor del acuerdo con el FMI sino de sus recientes encuentros con el sector empresario. Lo que más molesta al Instituto Patria es el cambio de discurso de Guzmán desde la reunión del Llao Llao y en otros eventos empresariales a los que concurrió con los hombres de negocios más importantes de la UIA, AEA y con los banqueros nucleados en ADEBA. Esto enojó mucho, en particular a la vicepresidenta.

Tambien le enrrostran a Guzmán ser el motorizador de las últimas reuniones de empresarios con el presidente Alberto Fernández. Entre los cuales se destacan Paolo Roca, Marcos Bulgheroni, Marcelo Mindlin y Marcos Galperin.

A esos empresarios les habrían prometido, entre otras cosas, lograr un régimen especial para ingresar dólares a fin de aumentar inversiones en Vaca Muerta, la estabilidad fiscal de esas inversiones y que no habría marcha atrás con la reducción de subsidios económicos y el aumento de tarifas (un tema, por ahora, no resuelto). Te puede interesar

Lobby | A cinco meses de haber asumido su banca, ¿se desinfla el efecto Milei en Diputados?

Estas reuniones generaron más bronca contra Guzmán. Por ese motivo, no habría que descartar en los próximos días otra fuerte embestida contra el ministro más cuestionado por La Cámpora y una vicepresidenta que no descarta la idea de ser candidata en el 2023.

Carlos Arbía

Fuente: Profecionales.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore