Diferencias entre neandertales y sapiens

La raza humana, tal y como la conocemos actualmente, es el resultado de la evolución durante miles de años. De hecho, el Homo sapiens coincidió en el tiempo con otros homínidos, como el homo erectus y el hábilis, pero con quien más tiempo llegó a convivir fue con el neandertal. Por tanto, si te preguntas si convivieron neandertales y sapiens, la respuesta es sí. Extinguido hace cientos de miles de años, fue la última especie antes de dejar al Homo sapiens como el único poblador de la Tierra. Por otro lado, el neandertal fue otra especie humana más inteligente que sus predecesoras. Al convivir durante años con el Homo sapiens, es importante establecer las principales diferencias entre ambos, tanto en los rasgos físicos como en el comportamiento. Pero no todo eran diferencias, ya que compartían algunas semejanzas.

La anatomía del tórax

Una de las principales diferencias físicas entre los neandertales y los Homo sapiens se detecta en el tórax. Los neandertales necesitaban una cantidad de aire muy superior para respirar debido a la masa física que tenían, mucho más elevada respecto a la del sapiens. Como necesitaban mucho más aire para respirar, las características del neandertal mostraba que su tórax era más amplio y ancho para poder inhalar una cantidad de oxígeno mucho mayor en cada bocanada de aire.

La forma del cerebro

El cerebro del sapiens actual posee dos grandes diferencias respecto al de los neandertales. Este tiene dos áreas cerebrales más desarrolladas en comparación con los otros homínidos. ¿Qué te parece esta diferencia entre neandertal y sapiens?

La primera área del cerebro más desarrollada es la parte dorsal y posterior del lóbulo parietal superior. La segunda se halla en el lóbulo parietal inferior, más concretamente en la zona intermedia del surco intraparietal. Son dos áreas relacionadas con habilidades visoespaciales, es decir, las que permiten la gestión del tiempo y el espacio, la imaginación visual, las relaciones sociales e incluso la creación de herramientas. Son aspectos que definen al Homo sapiens como especie humana más desarrollada. En los lóbulos parietales superiores, existe un elemento llamado precúneo, que es el más activo para la integración de cuerpo y visión. Por su parte, el surco intraparietal está implicado en la coordinación de ojos y manos. Comparando estas regiones del cerebro del sapiens con las del neandertal, son significativamente más grandes.

Este desarrollo superior del cerebro permite a los sapiens ser considerados como especialistas en funciones del cuerpo, cerebro y visión respecto a otros homínidos como los neandertales.

Diferencias entre neandertales y sapiens - La forma del cerebro

La dieta y la alimentación

Los humanos modernos (sapiens) tienen limitaciones en la conversión de proteínas a energía. En cambio, los neandertales tenían un torso con forma de campana debido a su adaptación a una alimentación rica en prótidos. Esta dieta estaba basada en carne de especies animales grandes y en hidratos de origen vegetal. Durante los inviernos glaciares, los hidratos de carbono eran más difíciles de obtener, por lo que alrededor del 75-85% de las calorías que consumían provenían de la grasa animal. Con esta alimentación, tuvieron una evolución y les permitió convertir la proteína en energía de manera más eficiente en comparación con los sapiens.

La alimentación rica en proteínas generaba una necesidad de tener un hígado dilatado en los neandertales y un sistema urinario con una estructura inferior más amplia por las necesidades metabólicas de expulsar toxinas, como la urea. El metabolismo desarrollado de los neandertales incrementó la capacidad renal que tenían e influyó en la expansión de otros órganos, como los riñones. Evolutivamente, permitió engrosar la pelvis y la parte inferior del torso.

La formación de grupos sociales

Los grupos sociales formados por los neandertales eran más pequeños que los creados por los sapiens. La cultura gráfica y los adornos eran mínimos o estaban ausentes en comparación con el hombre moderno. Tampoco disponían de armas de propulsión como flechas o arcos. Los neandertales necesitaban utilizar los dientes y la boca mucho más que los sapiens para la manipulación de herramientas. Debido a ello, se puede concluir que la representación de las manos era menor en sus esquemas cerebrales. Por tanto, las diferencias culturales entre neandertal y sapiens eran obvias.

Semejanzas entre neandertales y sapiens

La convivencia en espacio y tiempo de neandertales y sapiens ayuda a encontrar semejanzas entre las dos especies, pero los estudios recientes han aportado claridad a la hora de detectar similitudes:

  • Una de ellas es el flujo genético entre los dos homínidos. La hibridación entre neandertales y sapiens fue posible, permitiendo que el ADN pasara de unos a otros. Estos flujos genéticos permiten entender la evolución del ser humano. Gracias a esto, se puede afirmar que los neandertales están más próximos evolutivamente a los Homo sapiens que los denisovanos, a diferencia de lo que se creía durante muchos años.
  • Los neandertales europeos también desarrollaron acciones y comportamientos muy parecidos a los sapiens. Estrategias económicas, tecnologías y simbólicas de gran complejidad, como la creación de grafismos rupestres en cuevas, fueron compartidos entre las dos especies.

Por Brian Calvo Sánchez.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore