Demandan al NYPD por su práctica ‘ilegal y secreta’ de recolectar y almacenar datos de ADN

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) y la Oficina del Jefe Médico Forense (OCME) estarían recolectando y almacenando de manera ‘ilegal y secreta’ datos de ADN de neoyorquinos, incluidos niños, de quienes la Policía sospechaba que habían cometido un delito, sin obtener una orden judicial o judicial.

Así lo denunció la organización ‘The Legal Aid Society’, que presentó ante el Tribunal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York una demanda civil contra la Ciudad de Nueva York, el NYPD y la OCME, en la cual piden se detenga la práctica que catalogan de ilegal y que, según los defensores, afecta principalmente a neoyorquinos negros e hispanos inocentes, debido a la historia de racismo institucional en las tasas de arrestos en la ciudad de Nueva York.

“Miles de neoyorquinos, la mayoría negros y morenos, y muchos de los cuales nunca han sido condenados por ningún delito, se encuentran ilegalmente en la base de datos de ADN corrupta de la Ciudad, que trata a las personas como sospechosas en todos los delitos relacionados con el ADN”, dijo Phil Desgranges, de la Unidad de Litigios Especiales de Defensa Criminal en The Legal Aid Society.

La organización demandante especificó en un comunicado que esta controversial práctica ha permitido la creación de una base de datos de ADN no autorizada mantenida por la Ciudad que, a diferencia de las bases de datos de ADN federales y estatales, carece de autorización legislativa, “lo que faculta a la Ciudad para tratar a miles de neoyorquinos como sospechosos criminales perpetuos y permanentes”.

El abogado Desgranges agregó que esta base de datos “funciona prácticamente sin control y, a pesar de las promesas de la Ciudad de reducir su tamaño, la base de datos ha seguido creciendo a expensas de las comunidades de color. Simplemente no podemos confiar en que el NYPD se vigile a sí mismo, y esperamos una revisión judicial de estas prácticas destructivas para brindarles a nuestros clientes la justicia que merecen”.

La demanda, presentada en nombre de dos clientes de Legal Aid a quienes, a través de interacciones con detectives de la policía de Nueva York, se les recolectó su ADN en secreto sin su conocimiento o consentimiento y se colocó en una base de datos ilegal y no regulada administrada por OCME llamada “Índice de sospechosos” – acusa que la práctica establecida del NYPD de recolectar, analizar e indexar ilegalmente el ADN de los neoyorquinos constituye una búsqueda irrazonable que viola la Cuarta Enmienda.

Una vez archivados en la base de datos, aseguran los demandantes, los perfiles de ADN se colocan en una “alineación genética” perpetua y se comparan con las pruebas de ADN tomadas de prácticamente cualquier investigación pasada o futura, todo sin obtener una orden judicial de una corte, y en flagrante contradicción con la Ley del Estado de Nueva York, que prohíbe la indexación del ADN de una persona a menos que haya sido condenada por un delito.

Niños también son afectados

Legal Aid denunció además que la práctica de recolección secreta de ADN de la Ciudad también se enfoca en niños de hasta 11 años, que nunca pueden ser incluidos en una base de datos no autorizada por la ley estatal, e incluso incluye ADN de niños que fue tomado en secreto después de que los padres se negaron a dar su consentimiento para dar el ADN.

“En pocas palabras, el ADN de ningún niño debe ser recolectado y almacenado ilegal y secretamente en una base de datos deshonesta, lo que lo convierte en sospechoso perpetuo indefinidamente, especialmente cuando ese niño no ha sido condenado por un delito”, dijo Lisa Freeman, directora de la Unidad de Litigios Especiales de Derechos Juveniles de The Legal Aid Society. “Las leyes de Nueva York brindan a los niños protecciones especiales para prohibir toda una vida de consecuencias colaterales de los encuentros con el sistema legal penal y la mera existencia de esta base de datos, que compara el perfil de ADN de una persona con toda la evidencia de la escena del crimen, ignora estas salvaguardas esenciales”.

En concreto, la demanda solicita que el tribunal declare que la práctica de la Ciudad de tomar, analizar y mantener en secreto el ADN de las personas en su índice de sospechosos es un registro irrazonable que viola la Cuarta Enmienda, que declare que el mantenimiento de ese índice de sospechosos por parte de la Ciudad viola las leyes estatales y que se prohíba al NYPD y a la OCME someter a los desprevenidos neoyorquinos a estas violaciones inconstitucionales e ilegales.

Cómo obtienen el ADN de manera secreta?

Durante años, los detectives del NYPD se han centrado en los desprevenidos neoyorquinos que sospechan que han cometido un delito, incluidos niños pequeños, llevándolos a salas de interrogatorio que han sido preparadas con anticipación para capturar saliva, células de la piel u otro material genético, según explica ‘The Legal Aid Society’.

En estas salas de interrogatorio, los detectives ofrecen cigarrillos y bebidas a las personas para recolectar secretamente su ADN. En un ejemplo, los detectives le dieron a un niño de 12 años un refresco de McDonald’s y, después de que el niño bebió y fue escoltado fuera de la habitación, sacaron en secreto la pajilla para la prueba de ADN y colocaron el ADN del niño en un índice de personas sospechosas de actividad delictiva.

El NYPD responde

En un mensaje enviado a la redacción de El Diario, el sargento Edward Riley,  portavoz del DCPI, dijo que revisarán la demanda una vez que se presente.

“Las investigaciones y tácticas del Departamento de Policía de Nueva York, incluida la recolección de ADN, se guían por lo que autoriza la ley, la rica   jurisprudencia de los tribunales y las mejores prácticas de la comunidad encargada de hacer cumplir la ley”, indicó el sargento Riley. “Detrás de cada vez que el NYPD recolecta ADN de un sospechoso en una investigación criminal, hay una víctima del crimen que sufre y busca justicia. La motivación principal para que la policía de Nueva York recolecte ADN es identificar legalmente al verdadero culpable, construir el caso más sólido posible para los investigadores y nuestros asociados en las diversas oficinas del fiscal, y ayudar a las víctimas y a sus familias a cerrar un capítulo”.

Crece la base de datos “Índice de Sospechosos”:

  • 31,826 perfiles tenía la base de datos no regulada administrada por OCME, según un informe del 1 de marzo del 2022.
  • 28,660 perfiles tenía la base de datos en el primer informe de OCME el 2 de junio de 2021.
  • 3,166 fue el aumento de perfiles entre entre ambos informes, o casi una docena de neoyorquinos por día.

Tags

Share this post:

Related Posts

Envianos correo con tu opinion y sugerencias. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore